Drones comerciales: ¿Realidad o Ciencia Ficción?

//Drones comerciales: ¿Realidad o Ciencia Ficción?

Drones comerciales: ¿Realidad o Ciencia Ficción?

Drones comerciales: No es ciencia ficción, es real.

Con la tecnología avanzando continuamente y jugando cada vez un rol más importante en la vida de los consumidores, las industrias se han ido transformando y adaptando. Las compañías dejaron de ser grandes edificios de cemento para dedicarse a los servicios on-line como consecuencia de la omnipresencia del acceso a internet. Las compañías encontraron en internet la forma de reducir los exhorbitantes costos, incluyendo la renta inmobiliaria y los salarios asociados a la operación de una tienda física.

Artículo relacionado: Los Emprendedores y sus Empresas en el año 2030.

Mientras que los retailers (menoristas) online son más convenientes, la compra de bienes y servicios son objeto de cargos adicionales de envío y manipulación en los que incurre el consumidor. Aunque la tecnología ha transformado un gran número de industria en los últimos 10 años, el envío y franqueo ha permanecido relativamente invariable. Los proveedores de servicio postal tradicional como DHL, FedEX, entre otros, siguen siendo la principal fuente de envíos para la mayoría de retailers (menoristas) en internet.

En el 2016, Amazon cambió el status quo con Amazon Prime Air, un sistema de envíos gestionado por drones comerciales que realiza la entrega en 30 minutos o menos. Aunque actualmente está operando en un entorno controlado en Reino Unido con el private trial, las regulaciones legales combinadas con algunas preocupaciones en materia de seguridad y privacidad han retrasado el lanzamiento abierto del servicio y continúan buscando apoyo regulatorio para nuevas áreas de operación.

¿Qué arrojan los números?

Un creciente ecosistema de vendedores de hardware y software dedicado a la industria de los drones –cuyo crecimiento no se ha sentado a esperar por el cambio de las políticas gubernamentales– ya está acumulando una larga lista de clientes en las áreas de agricultura, gestión de tierras, energía y construcción. Muchos de los vendedores son pequeñas empresas privadas y startups, aunque algunas compañías y conglomerados industriales también están comenzando a invertir en tecnología de drones.

BI Intelligence realizó un investigación en varios niveles de la creciente industria global de drones comerciales o UAVs (Unmanned Aerial Vehicles). En esta investigación se destacan algunas cifras bastante interesantes:

  • Se proyecta que las ventas de drones alcancen los 12 billones de dólares para 2021.
  • Los envíos de drones recreacionales se cuadruplicarán en los próximos cinco años, impulsados ​​por el aumento de la competencia de precios y las nuevas tecnologías que hacen que los drones voladores sean más fáciles para los principiantes.
  • El crecimiento en el sector empresarial superará al sector de consumo, tanto en envíos como en ingresos, ya que las regulaciones abren nuevos casos de uso en los EE. UU. Y la UE, los dos mayores mercados potenciales para drones empresariales.
  • Tecnologías como geo-fencing y la prevención de colisiones harán que los drones voladores sean más seguros y harán que los reguladores se sientan más cómodos.
  • Hasta ahora, las reglamentaciones de la FAA tienen drones comerciales limitados a unas pocas industrias y aplicaciones seleccionadas, como la topografía aérea en los sectores de agricultura, minería y petróleo y gas.
  • El sector militar continuará liderando a todos los demás sectores en el gasto de drones durante nuestro período de pronóstico gracias al alto costo de los drones militares y al creciente número de países que buscan adquirirlos.

¿Cuales son las ventajas?

Además de las pruebas realizadas por Amazon en el que se están explorando el uso de vehículos aéreos no tripulados con propósitos comerciales, Google, en un enfoque más altruista, ha desarrollado drones para la conservación ambiental y el envío de medicinas para lugares remotos.

Con el uso de motores eléctricos, los drones se convierten en un medio más amigable con el ambiente que cualquier otro medio de transporte convencional impulsado por combustible. Las ventajas económicas para los drones comerciales son innegables, un estudio reciente estima que en un periodo de 10 años entre 2017 y 2027 la integración de UAVs con el espacio aéreo nacional de Estados Unidos dará como resultado alrededor de 82 billones de dólares en creaciones de empleos y crecimiento económico. Notablemente, el uso de drones comerciales impactará la agricultura y la seguridad pública más que al comercio. Debido a la habilidad de cubrir áreas más grandes, el uso de drones en agricultura se ha anticipado para alimentar e hidratar plantas mientras limita al mismo tiempo la exposición a enfermedades.

En una escala macroeconómica, la integración de UAVs creará más de 100.000 puestos de trabajo, la mayoría de éstos en el área de manufactura de drones. De la misma forma los Estados se beneficiarán de los impuestos producidos por estás actividades. Los beneficios tienen un claro impacto positivo en negocios y consumidores, en el caso de las empresas, los drones comerciales también permitirán a la industria hacer más rentables las operaciones de inventario, transporte y distribución.

¿Y las desventajas?

Mientras que las implicaciones financiera del uso comercial de drones son excelentes, numerosos consumidores, Estados y reguladores piensan que permitirlo podría ser peligroso. El uso masivo de drones se ha anticipado para crear preocupaciones en materia de privacidad entre los ciudadanos debido a la recolección de información por parte del gobierno algunas corporaciones. En el caso de Amazon, los drones utilizan cámaras y GPS para navegar los destinos de entrega, lo que a muchos les parece intrusivo.

Más allá de eso, los servicios pilotos de entrega ofrecidos por Amazon, Domino´s, DHL, entre otros, se enfrentan a una gran barrera logística. Los servicios postales tradicionales son responsables de los daños y robos ocurridos durante el proceso de entrega de los productos que transportan. Sin embargo, sin monitoreo humano, un drone no es capaz de asegurar una entrega correcta. Así mismo los envíos en grandes ciudades están condenados a encontrarse con un gran número de desafíos, acceder a un piso rodeado de edificios e incluso rascacielos produce un riesgo bastante alto para un vehículo aéreo no tripulado.

Otro elemento a considerar es la fauna aérea que representa uno de los más grandes riesgos. De acuerdo con la FAA, las aves causan más de 1 billón de dólares en daños a aeronaves en los estados unidos cada año.

Finalmente.

Los continuos esfuerzos de Amazon para probar e investigar UAVs ha puesto presión en el congreso y en la FAA para reformar la regulación de drones. La integración de éstos en el espacio aéreo nacional no sólo beneficiará comercios electrónicos sino también varias industrias como la agricultura, la seguridad pública y la gestión de desastres naturales sólo por nombrar algunos. En una vena más altruista Google espera que el uso de sus drones puedan entregar productos médicos y ayudar a conservar el ambiente.

El impacto económico asociado a la integración de UAVs cosiste en la creación de puestos de trabajo. Asimismo, las industrias estarían rentabilizando las operaciones de transporte y distribución. A pesar de las aparentes desventajas, se estima que cada año el retraso de la integración genera una pérdida de 10 billones de dólares en crecimiento financiero.

Por | 2017-10-25T09:31:34+00:00 octubre 25th, 2017|Business|0 Comentarios

Sobre el Autor:

Business Developer Digital Marketing Specialist Tech enthusiast

Deja Un Comentario

A %d blogueros les gusta esto: