Ganar dinero con una app es posible. De hecho, con la enorme penetración de smartphones que hay en nuestro país, crear un negocio cuya base sea una aplicación móvil es de lo más coherente atendiendo al corto plazo, aunque también al medio y largo plazo.

Hace tiempo ya que el móvil ha superado al PC como principal medio de acceso a Internet. Sin embargo, no es tan sencillo triunfar en el mundo de los negocios con una app. Sólo en Play Store, la tienda de apps para Android, hay más de 3 millones de apps para descargar, seguida de cerca por la App Store con más de 2 millones de apps disponibles para usuarios de iPhone y iPad entre otros dispositivos Apple. Para que una app destaque entre todo este mogollón debe ofrecer algo novedoso/disruptivo o algo que supere lo que ya hay. Sin embargo, no sólo es necesario un buen producto, si no también una estrategia de marketing potente y adecuada.

Centrándonos exclusivamente en el negocio móvil, existen tres maneras de ganar dinero con una app.

Modelo Free

A priori, parece que un modelo free (gratuito) sea algo contradictorio si nuestra finalidad es justo la contraria: ganar dinero con una app. Sin embargo, el modelo free, se refiere a que la app es gratuita para la descarga. ¿Qué conseguimos con eso? Conseguimos eliminar una importante barrera, la de la descarga, ya que un elevado porcentaje de apps se quedan sin descargar en App Store y Google Play (eso significa que, paradójicamente, ni siquiera el propio desarrollador de la app la descarga), muchas de ellas son apps de pago, es decir, que para descargarlas es necesario pagar.

Además, dependiendo del tipo de app, el modelo free cobra aún más sentido. Está bien ser disruptivo, pero a no ser que tengas algo muy bueno que ofrecer y sepas como venderlo, existen ciertos tipos de apps, como marketplaces o redes sociales, que suelen ser de descarga gratuita, por lo que no es recomendable establecer un precio para poder descargarlas.

¿Cómo se puede ganar dinero con una app si esta es gratuita? De muchas formas, una de las más comunes y menos agradables de cara a los usuarios porque suele perjudicar la experiencia de usuario, es con publicidad dentro de la propia app. Para ello podemos hacer uso de Frameworks como Google Admob, que es el homólogo de Google Adsense, pero para dispositivos móviles. Admob nos permite reservar un espacio en nuestra app, típicamente en la parte inferior o superior de la pantalla, para mostrar anuncios automáticos generados y gestionados por Google.

Con Admob recibiremos ingresos cada vez que un usuario haga clic en un anuncio en nuestra app. Los ingresos por clic suelen ser bajos, pero si disponemos de una base de datos de clientes muy elevada y un número de visualizaciones por pantalla importante, nuestra app se puede convertir en una mina de oro.

Modelo Premium

El modelo de negocio Premium es justo lo contrario que hablábamos en el punto anterior. Se trata de establecer un precio que los usuarios interesados en tu app tendrán que pagar antes de de poder descargarla.

Con este modelo nos encontramos uno de los mayores desafíos a los que cualquier propietario de una app premium se enfrenta: ¿qué precio es el adecuado? La respuesta no es fácil, pero afortunadamente tenemos a nuestra disposición herramientas e información muy útil que podemos usar para hallar una respuesta. ¿Dónde? En Internet y en las tiendas de Apps.

Una de las estrategias para el pricing es prestar atención a lo que hace la competencia, es decir, estudiar qué precio tienen otras apps similares a la nuestra y sacar nuestras conclusiones.

Otra estrategia, más compleja, es estudiar todos los gastos que tenemos y estimar los que tendremos en base a unas proyecciones. Como bien sabrás, calcular cuánto cuesta el mantenimiento de una app no es una tarea sencilla sin embargo, es algo a tener muy en cuenta, ya que ciertos gastos operativos como por ejemplo los servidores pueden llegar a hundir cualquier negocio digital.

Modelo Freemium

La palabra freemium es una combinación de free (gratis) y premium (pago). Se trata de uno de los modelos de negocio en apps más usados ya que absorbe los beneficios de ambos modelos (free y premium).

Al igual que el modelo free, elimina esa primera barrera que es el precio de descarga y además también mejora considerablemente la experiencia de usuario al no mostrar anuncios en la propia app. Aquí las fuentes de ingresos pueden ser muy variadas, dependiendo del tipo de app tendremos unas posibilidades u otras. Por ejemplo, es muy común en el sector de los videojuegos para móviles que estos sean de descarga gratuita, pero que contengan mejoras o ampliaciones (más niveles) que sean de pago. Otro ejemplo, podrían ser los marketplaces (lugares de compra venta de productos o servicios). Aquí, el promotor de la app se llevaría una comisión por cada transacción realizada dentro de la tienda.

Conclusión

Como podéis apreciar, existen diferentes formas de ganar dinero con una app, estas tres que hemos expuesto son las más conocidas y comunes en el mundo móvil y decidirse entre una u otra será la clave para que tu app se convierta en todo un negocio móvil.

En Spira Dreams ofrecemos asesoramiento personalizado para cada caso concreto, tanto si ya dispones de una app como si tan sólo dispones de una idea y te gustaría crear la app a partir de ella. Este asesoramiento conlleva también un estudio a conciencia de cuáles pueden ser los costos de mantener una App a corto, medio y largo plazo. No dudes en contactar con nosotros para cualquier consulta o duda que te pueda surgir.